¿Cuántas estrategias has usado para incrementar tus ventas?  Es posible que varias, pero ninguna es tan efectiva como la que vamos a hablar aquí.

Existe un recurso que te permite generar más confianza, más credibilidad y en la mayoría de los casos no te cuesta ni un centavo.  Se trata de los testimonios (REALES) de tus clientes actuales.

¿Quién podría ayudarte a conseguir más clientes que tus clientes actuales? Ellos ya te compraron, y si su experiencia fue buena, es un arma sumamente poderosa que puedes usar a tu favor para incrementar tus ventas.

La razón es simple: es mucho más confiable y más creíble que alguien externo a tu negocio hable sobre lo que tú ofreces.

Tus clientes potenciales quieren saber si otras personas te han comprado, y cómo les ha ido con su compra. 

Por eso mucha gente revisa las páginas de Facebook o incluso opiniones en Google de los negocios en donde están considerando hacer alguna compra.

Éstos son los testimonios que he utilizado:

– Experiencia personal.
– Casos de éxito.
– Prueba social.

Puedes utilizar cualquiera de ellos en diferentes recursos: en tus redes sociales, en tu página web, en tu presentación de servicios, en tus propuestas o cotizaciones, etc.

Aquí te voy a decir en qué consiste cada uno de ellos y cómo los he aprovechado para incrementar mis ventas:

Experiencia Personal

Tus clientes pueden compartir su experiencia personal al comprar tu producto o servicio por escrito, en imagen o video. 

El mejor formato es, sin duda, en video. Tiene un mayor impacto, mayor credibilidad y por consecuencia mejores resultados.

Por ello busco usar este recurso con mis clientes, como por ejemplo este consultorio médico.  La persona que ves en la fotografía es cliente de mi cliente, y compartió su experiencia como paciente en video, para que éste se pueda usar en la página web, redes sociales y otros medios del negocio de mi cliente.

Sin embargo, es cierto que a muchas personas les incomoda ser videograbados. En esos casos, cualquiera de los otros dos formatos te sirve.

Es importante que tu cliente comparta su experiencia real, pero es necesario que lo encamines a dar un testimonio que te sea útil. De nada te va a servir que diga algo como… “si me gustó”, “estoy conforme”, “me pareció bien”.

Utiliza preguntas cómo:

  • ¿Qué resultados obtuviste/notaste?
  • ¿Cómo fue tu experiencia con nosotros?
  • ¿Estás contento(a) con el producto/servicio? ¿Superó tus expectativas?

Casos de Éxito de Clientes

Es importante que lleves un registro de los resultados de algunos de tus clientes para después compartirlos como testimonio (por supuesto con la autorización de ellos).

Con esto podrás dar datos concretos sobre los beneficios de tus productos y servicios.

Por ejemplo, uno de mis servicios es la consultoría en ventas por internet para profesionistas independientes y pequeños negocios. En mi presentación de servicios incluyo los resultados que algunos de mis clientes han obtenido:

Incluyo el número de ventas que lograron, los ingresos que registraron, la inversión que hicieron y el ROI (Return of Investment o “retorno de inversión) que obtuvieron.

Prueba Social

Social proof (prueba social o demostración social) se refiere al efecto influenciador de las acciones de los demás sobre una persona.  Y esto también lo puedes aprovechar para incrementar tus ventas.

Tú ya lo has comprobado. ¿Cuántas veces has caminado en la calle y te encuentras un restaurante lleno de gente y a lado uno casi vacío? ¿Cuál es el que te llama más la atención? ¿Cuál es el que es más probable que la mayoría quiera visitar? El primero.

Una forma en que yo lo he implementado es usando imágenes como las del collage que ves abajo:

Para vender mis talleres, yo puedo hablar maravillas de los contenidos, de las empresas o instituciones con las que he trabajado y mucho más. Pero nada me da más credibilidad que fotos como las de arriba.

En ellas me puedes ver hablando en público, con diferentes audiencias. Es más fácil de convencer de que tengo experiencia dando talleres, y que varias personas han asistido a ellos usando esas imágenes, en lugar de sólo hablar de ello, ¿no crees?

Además, no es necesario solicitar que nadie cuente su experiencia, pues las imágenes “hablan por sí solas”.  Así que funciona perfecto como alternativa o complemento a las experiencias personales de tus clientes.

Otro ejemplo del uso de este recurso lo puedes ver en mi caso práctico de cómo conseguir clientes para servicios financieros.

¿Qué testimonios podrías usar para incrementar las ventas en tu negocio?

Leave a Reply

Your email address will not be published.